Crowdfunding, la nueva forma de crecimiento…

Crowdfunding, la nueva forma de crecimiento…

Lo más normal cuando quieres crear tu propia empresa es acudir a una entidad financiera, cooperativas o incluso ayuda de familiares y amigos para poder ponerlo en marcha…

Sin embargo, una vez más, la tecnología con la llegada del Internet intenta hacernos la vida un poco más sencilla abriendo miles de posibilidades para impulsar y hacer realidad nuestro proyecto

Las plataformas de crowdfunding permiten que personas en cualquier parte del mundo puedan ofrecer dinero a personas o empresas. Normalmente se utiliza como fuente de financiación para proyectos muy diversos como:

  • Proyectos solidarios
  • Campañas políticas
  • Actividades empresariales
  • Proyectos musicales o artísticos como filmar películas, etc.

El crowdfunding es un término inglés que hace referencia a un tipo de financiación colectiva que consiste en utilizar el capital de numerosos individuos a través de pequeñas aportaciones.

 ¿Cómo funciona el crowdfunding?

Está red de financiación normalmente es online, permitiendo llegar a un gran número de personas de diferentes lugares.

El crowdfunding permite la puesta en marcha y desarrollo de un proyecto gracias a las relativamente pequeñas inversiones aportadas por un gran número de personas, cuando es difícil acceder a otras formas de financiación o tienen costes muy elevados.

Las fases principales en la mayoría de formas de crowdfunding son las siguientes:

  • Presentación del proyecto: Se desarrolla el proyecto o idea mostrando en detalle en que consiste, finalidad, alcance, monto mínimo necesario, duración del proyecto, etc.
  • Clasificación del proyecto: Se realiza una valoración el proyecto y el tipo de crowdfunding para definir posibles inversionistas o interesados en participar.
  • Publicación: Se publica el proyecto en el que se deja un periodo de tiempo en el que la gente puede invertir en él.
  • Cierre del proyecto: Es el momento en el que finaliza el plazo establecido, se cierra el proyecto y se comprueba la financiación obtenida.

Tipos y derivados del crowdfunding

En algunos casos, las personas que aportan dinero lo hacen de forma desinteresada, simplemente por la satisfacción de ayudar a alguien en la consecución de un proyecto. Sin embargo, en otros casos se puede exigir una cierta recompensa, como una mención digital, ser los primeros en disfrutar del servicio ofrecido u obtener un producto personalizado, entre otros. En esta primera tipología de crowdfunding (por donación o recompensa) el dinero aportado no se recupera.

No obstante, existe un segundo grupo en el que el capital aportado supone una inversión, ya sea a través de recibir un porcentaje de la empresa a través de acciones de la empresa beneficiaria, con el cobro de sus correspondientes dividendos. El dinero aportado por el inversor podrá formar parte del capital social de le empresa. El otro grupo donde el capital aportado se recupera, es mediante la devolución del préstamo con intereses, donde el inversor actúa como prestamista, en este caso la empresa incluirá el dinero en su pasivo.

Existen cinco principales sistemas de crowdfunding en función de la recompensa que obtienen los participantes del proyecto:

  • De acciones o participaciones de la sociedad: El participante recibe como contraprestación la posibilidad de formar parte del proyecto como accionista a través de acciones o participaciones de la empresa. Al convertirse en accionistas de la empresa, los inversores reciben un porcentaje de los beneficios, en función de la aportación realizada.
  • De donación: Se trata de proyectos relacionados con causas sociales o proyectos solidarios que siguen este modelo de financiación. Es decir, se presenta la idea o el proyecto, y los inversores (mejor dicho, donantes) lo hacen solamente porque creen en la causa, sin esperar nada a cambio.
  • Préstamos o crowdlending: El participante obtiene un tipo de interés por el dinero prestado, actúa como si fuese un prestamista. Generalmente este tipo de interés es mucho más bajo al del mercado.
  • Royalties: Se obtiene una parte simbólica de los beneficios.
  • Recompensa: Es el modelo de financiación colectiva que más fondos recolecta. En él, los inversores realizan una aportación monetaria a cambio de un producto o servicio relacionado con el proyecto en el que está invirtiendo.

Crowdfunding en El Salvador

En el año 2015, el comité de jóvenes empresarios y profesionales de la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador (CAMARASAL), expuso de forma magistral la idea del crowdfunding como una buena herramienta para que los jóvenes den a conocer sus ideas novedosas de negocios y obtengan los fondos necesarios para implementarlas.

Actualmente, la plataforma de crowdfunding social más conocida en el país es la creada y liderada por la Fundación Gloria Kriete.

En cuanto a crowdfunding de recompensa, existen los Proyectos Comerciales que ofrece PLANES, los cuales básicamente consisten en proponer diferentes artículos en los que personas que están dispuestas a invertir una determinada cantidad de dinero aporten para la compra e importación colectiva logrando así un mejor margen de ganancia por medio de la comercialización de estos.

Definitivamente el Crowdfunding cada vez tiene más espacio e importancia en nuestras finanzas.

Compártenos o síguenos en :

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *